SagaQuant

Sobre el sesgo de supervivencia

Extracto del proyecto de Libro/eBook (Capítulo 3 – Introducción a la inversión a largo plazo):

Sobre el sesgo de supervivencia:

Como ya he mentado previamente, cuando hablamos de acciones el mayor riesgo existente a la hora de crear una cartera basada en el estudio de datos previos, es el sesgo de supervivencia.

Supongamos que tenemos un sistema que nos indica que debemos comprar después de que una acción se desplome un 20% o más, por poner un ejemplo drástico, pero que puede suceder. Dentro del uso de esta estrategia vamos a establecer que debe estar la acción en el índice SP500.

¿Que sucederá?

Bien, si la acción está en el índice, quiere decir que ha seguido subiendo después de una caída, por ende, estamos seleccionando de forma natural las acciones que han sido alcistas durante el tiempo.

¿Todas las acciones que están en el índice han estado ahí siempre?

No, la composición de un índice se basa en la capitalización de la empresa (número de acciones emitidas multiplicado por su precio), esto quiere decir que se incorporan las acciones con mayor capitalización y van rotando conforme a su evolución.

Evolución de Abengoa – Empresa Española que cotizó en el IBEX 35 – Ejemplo del sesgo de supervivencia

En el gráfico superior podemos comprobar la evolución de una empresa considerada hasta no hace mucho tiempo con términos como “estable” o “sólida” hasta que entró en una espiral continua de pérdidas y problemas. Hasta la llegada de estos problemas, se podría operar esta acción sin problemas, y de hecho, al aparecer listada en el índice de referencia, en este caso el IBEX 35, sería material para realizar cualquier backtest y aplicar sistemas sobre esta empresa. Una vez al borde de la quiebra, ya no forma parte del índice, y por ende sería excluida de los backtests actuales.

Entonces, conforme avanza el tiempo comprendemos que seleccionar un índice y su composición actual, sin contar con composiciones pasadas es un error, ya que nunca veremos que sucede con las acciones en quiebra o al borde de esta.

Una forma muy común de filtrar esto es operar el promedio (o media móvil) de 200 periodos diarios, entendiendo que si la acción no ha caído por debajo de este, mantiene un sesgo alcista, si ha caído por debajo de este, será bajista. No obstante lo recomendable sería utilizar datos que incluyan acciones ya no listadas por estos motivos o que han cambiado de mercado, es decir, el universo entero de acciones que ha compuesto el índice desde un momento e ir incorporando los cambios.

Notas adicionales:

Sesgo de supervivencia en Wikipedia.

Salir de la versión móvil