Notas sobre indexación en índices (Inversión pasiva)

Fecha de la última modificación

Extracto del proyecto de Libro/eBook (Capítulo 3 - Introducción a la inversión a largo plazo):

Notas sobre inversión pasiva e indexación en índices bursátiles utilizando ETFs:

Relacionado con el taller introductorio sobre construcción de carteras en mercado Americano y Estacionalidad. La inversión a largo plazo posiblemente sea una de las formas más sencillas de ganar dinero en bolsa a cambio de asumir los mayores riesgos. Existen varias formas de invertir a largo plazo, pero durante los últimos años ha existido una filosofía predominante conocida como inversión pasiva o indexación, la cual consiste en realizar aportaciones mensuales a fondos de inversión cotizados (ETFs) bajo la premisa de que la forma más sencilla de obtener rentabilidad es seguir a los índices bursátiles. Esta premisa no siempre es cierta, pero tiene dos ventajas muy importantes:
  • Evitar el sesgo de supervivencia: No siempre fue Apple la acción con mayor capitalización del mundo, y no durará tiempo hasta que otra compañía lo sea. Una de las acciones con más peso en las bolsas no hace mucho tiempo fue Enron, una compañía que quebró por fraudes contables. Las empresas no duran eternamente, pero un índice reemplaza las que van perdiendo capitalización por otras que no.
  • Mejora de rentabilidad en periodos bajistas: Dado que se añade un capital de forma constante los periodos de crisis son amortiguados ya que en el próximo mercado alcista el peso económico será mayor.
Y por supuesto, esto también tiene sus inconvenientes, todo el furor de la indexación ha sido enfocado hacia los índices Estadounidenses asumiendo que siempre serán los que mayor crecimiento tengan, lo cual es una premisa falsa. Por un breve momento España llegó a superar en rentabilidad a los índices Estadounidenses, durante otras épocas fue Japón o Alemania. La rentabilidad de los índices depende de muchísimos factores como podría ser el contexto macroeconómico de un país o sector en concreto. Por lo que se puede afirmar con claridad que la superioridad económica de un país no dura eternamente. Entonces... ¿Qué hacemos? Vamos a ver primero unos gráficos para entender la evolución del capital con una estrategia de indexación.
Rendimiento de un portfolio de indexación sobre SP500
Rendimiento de un portfolio de indexación sobre SP500

En el primer gráfico podemos ver una “comparación” entre el retorno del SP500 y de un portfolio partiendo desde Enero de 2005 hasta Marzo de 2019, el cual consiste en la aportación mensual de 100 dólares destinados a compras nuevas todos los meses. En la línea inferior se ve el rendimiento del SP500 por su cuenta, apenas se aprecia debido a la diferencia. Se puede apreciar también en este gráfico como se minimiza el impacto de las crisis económicas debido a las aportaciones, con la nota de que cada vez se minimizan menos ya que el ratio capital aportado/capital del portfolio tiende a ser menor, no obstante el rendimiento es bastante interesante.

Por otro lado, la contraparte es la siguiente, ¿Todo subirá eternamente? ¿La hegemonía económica Estadounidense durará eternamente? ¿Cual será el próximo país en liderar la economía global?

Resultado indexación en Nikkei 225
Resultado indexación en Nikkei 225

Este es el ejemplo de Japón, indexado al Nikkei225 desde 1990 hasta hoy. Cuando vemos una imagen más amplia, con mayor muestra, vemos que no siempre el comportamiento es el mismo, y es que, pese a que Japón llegó a liderar el mercado décadas atrás, el tiempo pasa y las economías que lideran cambian. Podemos apreciar momentos de estagnación, es decir, la distancia entre nuevos máximos en la curva de capital cercanos a cinco años.

Comparativa Dax y Dow Jones
Comparativa Dax y Dow Jones
Y cuando comparamos entre índices Europeos y Americanos, podemos ver que hasta hace pocos años, los primeros llegaron a rendir más en el largo plazo, algo que parece haber terminado ya en base al rendimiento de los últimos años. Tenemos clara la premisa de que el comportamiento de las bolsas tiende a ser alcista en el largo plazo, con sus debidas correcciones, normalmente estas en forma de crisis financieras, pero no sabemos cuando un índice pasará a retornar más que otro, o cuando existirá una estagnación donde pasaremos meses sin ver beneficios en la cartera. Para intentar mejorar el rendimiento de una cartera de inversión respecto a los índices de referencia existen varios métodos, basados en la mitigación de riesgos en momentos determinados o la rotación hacia otros activos en momentos donde existan bajos retornos en índices. Mediante la creación de modelos, simples o complejos, se pretende disminuir los posibles riesgos o aumentar la rentabilidad con el fin de evitar caídas en índices.

victor

1 respuesta